22/12/11

DesCarta a Santa Claus



Ayer me enteré de que no existe Santa Claus
pero ya lo sabía…

sospechaba que esas ilusiones
sólo se las creen los ingenuos
los tontos los abuelitos y los ricos…

a pesar de que lloré
a pesar de que me enojé
y a pesar de que nunca más amanecería un regalo en el árbol de Navidad
hubo en mí unas ganas de gritar  ¡Que ya lo sabía!

porque Santa Claus no podría ser tan injusto,
no podía olvidar las direcciones de las casa de cartón

Como iba a ser posible que un gordito
tan simpático vestido de rojo
ignorara las cartas con faltas de ortografía
de María, Queta, Regina, Bryan y Pepe
y sólo hiciera caso a las que le escriben con hojas de colores
los niños y niñas de las casas de allá arriba,
las bonitas, las que tienen coches y policías….

¡Por eso ya lo sabía!

Porque Santa Claus no puede ser tan malo
y ahora sé que esas historias las inventaron
para hacer sufrir  en Navidad a Papá y Mamá
y ahora ya no.

Ahora sé que no tienen dinero
que no les alcanza
y que a Santa Claus sólo
hay verlo en las latas de Coca Cola
y recordar  que es un invento
para que los niños ricos se rían de los pobres

Pero ahora los niños pobres nos reiremos  de los ricos
porque nosotros ya lo sabemos…

Ayer me enteré de que no existe Santa Claus
pero a este mundo, al país, a la colonia, a mi casa…
Bien le caería que existiera alguien así,
pero que no entrara por las chimeneas
porque no tenemos…

Y ahora con su permiso voy a hacer mi carta a los Reyes Magos.

®Andrés Castuera-Micher

3/12/11

Escucha el audio de la velada poética "Noche de Letras" con la poesía de Andrés Castuera-Micher en Divina Radio





 http://www.mixcloud.com/guadalupedivina/poeta-y-dramaturgo-andres-castuera-micherdivina-radioguadalupe-divina/

Otro país para Alicia

Capítulo I

Me da igual el color de tu piel,
de tu cabello,
de tus ojos

es irrelevante el tamaño de tu sombra sobre la pared
y ¿sabes? 
no me importa quién seas
pero por favor llámate Alicia
para saber que serás tan grande o tan pequeña
según sea el picaporte que tengamos que cruzar..

Llámate Alicia
porque a tu nombre ya le hice un mundo
y le pinté un país a lápiz
y la goma se la comió el gato

y para que quepas en otro país
uno inventado
pero con inventos
a tu medida
a la enorme
a la pequeña...

es irrelevante quien seas
en este país
el tuyo,
a nadie le importa, 
ni a ti...

procura, por favor
procura llamarte Alicia
para que los lagos sepan mojarte
y para que tus pies
descalzos
sean los pies suaves de Alicia

si tu piel tiene color
lo vamos a ocultar con tu desnudez

pero si hay que soñar
sueña como Alicia
si hay que llorar
llora como Alicia

y si hay que preguntar
responde como Alicia

no te preocupes por la prisa
no tienes que llegar
basta con que no te vayas...

llámate Alicia
y prometo que regresaré del viaje que nunca hice
al lugar donde nunca estuviste...





Capítulo II


No me importa si no tienes nombre
pero procura llamarte Alicia
para que cuando duelan las espinas que nos clavamos por hacer el amor en los rosales
tan sólo nos de risa
tan sólo nos de sueño
tan sólo nos deje de importar el color de las rosas...

Nómbrate Alicia
para que las sábanas memoricen tu nombre
y para que tu piel entienda
que una vez nombrado el nombre
lo demás no tiene que nombrarse

si te llamas Alicia
los besos se llaman así
las caricias dejan de tener nombre
y tu sudor
el de tu piel
y el de tu otra piel
tampoco se llama así

Procura que tu nombre
le quite el nombre al pecado
y entonces las heridas
serán nuevas
y no reapertura de cicatrices ajenas...

No me importa si no tienes nombre
porque vamos a conocer cosas
que tenemos que desnombrar
y desnombrar el amor
y desnombrar el sexo
y desnombrar el pudor
y darle nombre a lo que 
se le ha negado

No me importa si no tienes nombre
pero procura llamarte Alicia
para que entiendas de lo que te hablo
cuando te hablo de esas cosas sin nombre....




Capítulo III


Alicia se casa mañana
llegué ayer a su boda y no estaba en su lista de invitados

pedí al portero con cara de naipe 
que buscara en la lista de promesas sin cumplir
y mi nombre estaba catorce veces

y entré a las catorce bodas de Alicia

se casa porque sabe que estaré en la puerta

seré el que está sentado en la banca a la salida del templo nupcial de Alicia

sabe que habrá un desconocido escribiendo poemas
recordando y esperando que termine la boda 
para ser el primero en abrazar a la novia

pero la voy a dejar libre
Alicia necesita ser libre
y atarse
y liberarse

sin encadenarse a un maniquí de revista
a Alicia no le sabe la libertad...

y luego cuando la carguen a través del umbral
en su noche de bodas
se escapará por el picaporte
y se sentará en la banca
y nos vamos a reír
de su boda
y del pastel de mermelada con té

y es que Alicia se casa mañana
a la mejor hora

al cuarto para los dos...





Capítulo IV


Alicia en su luna de miel
no piensa en otra cosa que en la banca vacía del parque

ama a la Reina de Corazones
por eso se casó

pero le gustaba escuchar poemas 
de historias de cama que no ocurrirían

y entonces
cuando la Reina de Corazones está dormida
piensa en la banca
donde me quedé esperándola
porque Alicia 
cuando se convenció de que yo no podía ser mujer
tuvo que quererla a ella

y sabe que escribo
poemas de cama
también en su noche de bodas
porque en cierto modo
es nuestra noche de bodas

yo pienso en ella
ella piensa en su esposa
su esposa duerme
y sigue sudando las gotas azucaradas del sudor de Alicia

y sus sábanas de arcoíris
saben a libertad

pero no obstante
Alicia quisiera leer estos renglones
donde se quedó el loco
sin sombrero
con la frente arrugada

pero a veces
como en la noche que besa lo que le gusta besar
recuerda los labios que sólo besa con los ojos cerrados

en su otro país
Alicia a veces olvida quién es
y cómo se llama


y prefiere las formas tradicionales
las personas tradicionales 
y los buenos modales
y entonces... 

tiene que olvidarnos a todos
a la Reina de Corazones Violeta
al poeta de la banca

Alicia en su noche de bodas
piensa dos segundos en mi
a los demás los tira jalando la cadena

y se para en la cornisa
con su desnudez color Alicia

y el aire le grita cosas
que es imposible transcribir...



Capítulo V


Aunque te vayas
no dejes de llamarte Alicia

para que los personajes que creaste en tu país
sepan como nombrarte 

para que las rosas sepan 
en que piel quedaron sus espinas

conserva tu nombre de seis letras
y tómate la taza de té frio
de té 
un té de seo

si te vas
te pido  que te vayas
como sólo Alicia sabe irse: de una vez por todas...

y en tu camino 
pisa tus huellas
una sobre otra
hasta que olvides a dónde ibas
de dónde venías

y hasta que el camino ya no se vea

graba tu nombre, Alicia
en cada encrucijada
para que todos sepan 
que existes 
porque a este  mundo de los locos
le viene bien
saber que existes en él

y a tu país
el de los caminos que se parten a la mitad
tus suspiros le harán puentes 

Alicia,
cuando cruces el puente
regresa al final
y grítale al abismo tu nombre
para que tus seis letras
se vuelvan el fondo
para que toquen fondo
los violines en la cabeza del caballero de la triste figura...


aunque te vayas Alicia
procura llamarte de tal modo 
que rime con Alicia
y conserva tu prosa triste
hasta el último centímetro 
de muralla

y no digas adiós
si te vas no digas adiós
porque a dios no le gustan las despedidas

y a dios le da miedo tu país...
dile hasta nunca a dios

y a tus pisadas diles hasta siempre
y bésalas 

besa tus pasos

si te vas Alicia
procura irte para siempre
porque las cucharas son testigos
de lo que callaste

si te vas Alicia
que los relojes no te vean
porque son relojes tristes de color malva-sintético
y su tic tac se puede robar los latidos de tu corazón...

aunque te vayas Alicia
deja prendida una fogata
para que tu recuerdo no tenga frío 
para que tus personajes
se reunan en torno a él a contar sus anécdotas 
las de un país que se cae a punta de puentes rotos
y sueños de madera...

aunque te vayas,
no dejes de llamarte Alicia...

y el pan y el trigo que no quisiste comer
hazlo migajas,
riégalas en el camino
para que no olvides como regresar

y si no regresas
llámate Alicia y olvida tu país...




Capítulo VI

Alicia no puede besar sin promesas
no le saben los besos de ese modo

...en su país inventado
los besos se pagan con besos no dados
y los suspiros se callan con labios húmedos

si te besa se te secan los labios
y no vuelves a besar

si no la besas
se te secan los labios
y no vuelves a besar

... los besos se dan en los parques
Alicia no puede besar en lugares cerrados
porque necesita que el aire rumore
y que sus besos se sepan
y que sepan 

cuando te bese en secreto
Alicia lo dirá en voz alta
a las marmotas
a los delfines
a los árboles que caen cuando ella llora

y no es que llore mucho
pero la tala en su país
es sólo en temporada de nostalgia...

a Alicia le gusta romperte los labios
tatuarte el cuello
y que la beses con los ojos abiertos

si cierras los ojos
el beso de Alica te puede robar el alma
y engrapar los párpados

cuando la beses quítate la ropa
porque  se te puede quemar con la húmedad de sus labios
y con la saliva de su boca

Alicia no te necesita
pero te besará como si quisiera estar siempre contigo
pero ella no conjuga los besos
y no besa los verbos
y el siempre 
es el lapso entre un beso,
un orgasmo
y sus salidas de equilibrista en las cornisas...

Alicia no puede besar con las ventanas cerradas
porque las alas se le pueden aplastar

y las alas rotas necesitan espacio para no volar...

dejó sembrado sus besos en los parques
y los parques necesitan un país con lluvia de limones amargos
para que los labios ardan

le gusta que le ardan los besos...

si la vas a besar
tendrás que escribirle un poema
y endosarlo a su nombre

cada verso con tinta roja
y cada beso con tinta roja
y cada tinta roja con sangre
y cada sangre con besos

los besos de Alicia
no los paga cualquiera
porque suele pagarlos ella...

Alicia no sabe que sólo le quedan catorce años de vida
como para perderlos así...




Capítulo VII




Alicia necesita otro país para Alicia
le estorba todo lo que ella no pidió

le incomodan
los amores triviales

no soporta los parques sin personas desnudas

la ropa no la deja respirar

por eso le es imprescindible
un país con fuentes que arrojen agua tibia
sobre los cuerpos fríos

con gente que se bese sin pedirse permiso

necesita un país propio
para ella y su reina de corazones

un lugar con árboles que inviten 
a embarrar la pasión en los otros
con pasto que ponga nerviosas las plantas de los pies

las bancas en el país que necesita
tienen lugar para tres
para cuatro
o para uno que se siente a desear a los otros
y a las otras...

a Alicia le estorban
los nombres
que les ponen a las cosas que no se dicen

le molestan los secretos
que se dicen al oído sin meter la lengua en él...

Alicia necesita un país
inquieto de manos, como ella
en el que pueda tocar
ser tocada
tocar
entrar, salir
dejar la puerta abierta...

de las mentiras no ha dicho nada
pero seguro que a Alicia 
le interesan más que las verdades

Alicia necesita este país
que el lápiz puede dibujar
en un papel arrugado y quebradizo

pero le estorban los dibujos
las palabras
las prisas
las verdades

las palabras las prefiere
aderezadas con líbido
y si se puede
con hielo en la espalda...

si la ves callada
no pretendas que diga nada
porque lo está diciendo todo...

Alicia llegará a la hora que sea
al sitio que quiera

y si estás
puedes preguntarle

pero si no estás ahi
tendrás que responderle

Alicia quiere un país de respuestas sin pregunta...

el otro día la vi peleando contra un par de manecillas..

... me pareció verle llorar
pero el llanto de Alicia es otra historia...

pero presiento que necesita otro país
un país para Alicia...

A veces creo que debería comerse cada reloj
y aderezarlo con el calendario
para olvidar que existe el tiempo y comenzar a vivirlo.

Alicia no quiere más país
que aquel que le quepa en la palma de la mano
pero cada vez que piensa en ese, su país
empuña de coraje sus dos manos
y su país se queda prisionero
y entonces hay que volver a inventarlo

pero eso a ella no le importa

sabe que siempre habrá 
un loco
con el lápiz disponible
con el corazón hecho pedazos
y con los pedazos hechos corazón

y que no crea en lo que a ella le estorba...

y por eso Alicia guarda silencios al mejor postor...

para que sus palabras suenen
a teteras estallando en las estufas de carbón
en una vieja cabaña en la cima de una montaña al revés...
 por cierto, sólo se sabe de una montaña en el país
que se supo, se dibujaba para Alicia...


Capítulo VIII

Alicia,
te quedaste viendo el tranvía pasar delante de tus sueños

sabías a cual tenías que subirte
y te bajaste

y es que te gusta que tus sueños se fugen
siempre te he visto despedirte de ellos con un beso en la frente

cuando te escapas, Alicia
tu nombre se te queda mirando como idiota
a través de la ventana

cuando rompiste todos los cristales
también rompiste las ventanas
y conquistaste las cornisas más altas
de tu ciudad-país
con el corazón que late en reversa...

...siempre supe que te gustaban los tranvías
y a los tranvías siempre les ha gustado tu figura
sentada en la estación...

me duele saber que no subirás
que prefieres la estación, Alicia

¿cómo le haces para despedirte de tus sueños, Alicia?
¿cómo pretendes que no llore, Alicia?
¿cómo me pides un pañuelo distinto para cada despedida, Alicia?

llevabas tu maleta vacía
con el vestido azul que dejó de quedarte el día que atrapaste a los conejos
metiste tu par de naipes 
a los que escuchabas fumando orugas...

¿para qué el tranvía, Alicia?

el autobús es más barato y te puede esperar si quieres...

al menos en tren, Alicia
en un tren de carga sube
y sueña los sueños que te escribiste en una servilleta vieja
en una cafetería en que sólo había té frío...

antes de partir te vi, Alicia
dejaste a tu reina virgen dormida
sedada con tus besos 
con los párpados engrapados
pero dormida, no obstante...

Alicia,
te vi en la estación, Alicia
te anotaste tu nombre en el antebrazo con pluma bic azul para no olvidarlo

¿cómo vas a olivdar tu nombre, Alicia?
¿para qué llevas tantos lápices, Alicia si ya no te gusta dibujar?
¿para qué quieres que te escriba poemas, Alicia?
¿por qué no mejor te escribes tu poema cómo tú quieras, Alicia?


la estación no se va a ir, Alicia...

llegaste puntual como casi nunca
cómo si tuvieras prisa por subirte, Alicia
los tranvías no paran más en esa esquina, Alicia

¿para qué otro país, Alicia?
¿para que las lágrimas en el papel
si te aprendiste de memoria la sonrisa?


¿para qué tantos discursos, Alicia?
¿para que te casas y te tiras por la ventana?
¿que ganabas con besarla, Alicia?

¿para qué quieres creer en el amor Alicia?

si ya sabes que no crees en el amor
¿por qué no quieres ser parte de mi ciencia ficción, Alicia?

al final, Alicia...
te quedaste mirando el tranvía

¿para que los tranvás en tu país, Alicia?

solo mirando el tranvía...


Capítulo IX

El llanto de Alicia

más que verse se escucha

las cascadas de su país inventado
comienzan a cantar
cómo pájaras en celo
y los pájaros se alejan
temiendo lo peor

se escucha como el aullido de una loba
y los lobos se esconden en las cuevas
y escuchan el llanto muriendo de frío

se oye entre los árboles secos como secreto 
y el secreto cuando lo entienden los otros
hace temblar la médula ósea
y dan calambres en los pies izquierdos
y no hablaré del frío porque el texto terminaría en hielo

el llanto de Alicia más que verse
se siente
cuando Alicia llore
sentirás que te falta algo entre las costillas
entre las piernas arderá hasta tu más jodido recuerdo
y las pestañas comenzarán a pintarse
de rimel rojo caído de la frente
a unos centímetros de la corona de espinas...

se te va el aliento si Alicia llora
las palabras se te van al estómago
y los nudos del estómago a los pies 
y te caes...

y no se te ocurra tomar un tranvía cuando Alicia está llorando
porqué te escupirá lágrimas en la nuca
para que nunca regreses...

el llanto de Alicia 
más que verse se imagina
y puede ser una pesadilla como un muro infranqueable de piedra negra
o una cortina de cristal para romperla con los nudillos
sí y mancharás la cortina de sangre...

pero de ambas formas, una pesadilla al fin y al cabo

y si Alicia llora por tí
vas a despertar en un reloj de arena
y la arena te va a llegar hasta las fosas de la nariz
y cuando estés por ahogarte
el reloj girará y tus horas estarán contadas
hasta que vuelva a girar...

cada lágrima la cobra más caro que una noche en su cama
y la cama de Alicia ha cobrado vidas, muertes, risas, anécdotas y olvidos...

El llanto de Alicia, más que verse
lo suponen los que dicen saber de ella...

hay quienes incluso afirman que llora

y uno, del que nunca se supo más
dice que la ha visto llorar...

y otros afirman que a Alicia
no se le conoce llanto...


Capítulo X


En el otro país
Alicia dejó de creer en dios
y con su crayola azul dibujó una diosa
con cuerpo moreno
senos inmensos
piernas a altura de las piernas
ojos color magenta

brazos,
 los necesarios para proteger a Alicia del dios desterrado

le tatuó un boceto de nombre

y le dió capacidad para equivocarse...

no es que Alicia crea en algo
pero siempre ha necesitado de algo que crea en ella...

se sabe de templos que inició a base de adobes

pero nadie ha podido encontrar a la diosa tatuada

se rumora que Alicia 
la guarda bajo sus sábanas

y que eso, a la diosa comienza a gustarle...

en cada picaporte 
el tamaño de la puerta
deja ver el tamaño de la experiencia teo-alícica

dios, ha comenzado a creer en Alicia
y la busca con disfraz de conejo
para pedirle de rodillas una tazá de té

pero, ya se sabe del té frío

y lo más que pudo ofrecerle fue mermelada para el pan...

Alicia se ha bebido a su diosa
desde la primera cena
y la escena resultó deliciosa

el pan en el país de Alicia es color centeno
y se han visto hijas desnudas
semi inmortales
con los ojos de Alicia
y los senos de la diosa tatuada...

no es que Alicia necesite un dios
pero siempre supo que su crayola era para dibujar diosas

y por eso es que  perdió los lápices
para no dibujar cosas que pusieran en riesgo
sus sueños de infancia...

a dios se le ha visto untado con mermelada
en la estación del tranvía

al tranvía se le ha visto detenerse

no es que Alicia 
no lo sepa
pero esas cosas no son para 
las que bailan como equilibristas en las cornisas...


Capítulo XI


Alicia agoniza por cosas tan simples 
como perder el zapatito izquierdo del pie derecho

o perder el anillo inmenso
por la coladera diminuta

se angustia 
cuando las hormigas se mudan de su país

el invierno le hace sudar infinitamente
y la nieve, por blanca, le produce insomnio


Alica enferma de modo irreversible
si sus barcos de papel se hunden en el hilo de agua
que corre desde sus ojos a la alcantarilla

a Alicia no la dejan dormir
los cerillos que han sido usados
y no podrán crear nunca más una flama

las flamas le causan naúsea
y el miedo le produce una oscuridad terrible

Alica suele agonizar
por cosas tan sencillas
como no saber lo que pensará al día siguiente

el calendario le provoca fiebre

Alicia presagia lo peor
cuando los relojes le suenan en el oído
y por eso les rompe las manecillas

las manecillas producen una agonía 
en el ojo izquierdo de Alicia

Alicia tiene alergia a la verdad
y por eso se miente por vía cutánea
para evitar marcas en su realidad inmediata....

Se ha visto a Alicia escondida 
bajo las tres bancas de su parque
de su país
debajo de su farol...

le teme a los focos incandescentes
y las puertas abiertas le provocan claustrofobia...

Alicia no le tiene miedo a las alturas
y tampoco se marea si mira desde la punta de su montaña...

Alicia puede morirse si no encuentra debajo de la cama
el polvo suficiente para marcar cuatro huellas en la madera del piso...

Alicia es enemiga de los puentes
y no depende de la amabilidad de los extraños...

sin embargo hoy
a la orilla del puente
solo pensó en tomar la mano
del primero que pasara por ahí

y cómo no tomar la mano de Alicia cuando se suelta el cabello...


Capítulo XII

Aunque escribas tu epitafio, Alicia
sabes que no voy a leerlo

porque las letras en que te quieres morir

no están en el idioma de los parques

aunque sepas lo que dirás
después de muerta

alguién debería decirte
que no podrás decir entonces nada..

Alicia, ¿para qué otro país?
si de todos modos vas a empezar a querer morirte


Alicia ¿para que las tumbas al pie de tu montaña?

¿En verdad duele tanto, Alicia?

Para que las cartas póstumas a tu Reina de Corazones..
¿no la vas a seguir amando Alicia?

Aunque dejes tu mensaje sobre la mesita del té
voy a ingnorar cada palabra que comience con m y termine con e

¿Quién te metió el alfabeto en la maleta?

Alicia, deja de escribir despedidas en los troncos de los árboles...

los locos prefieren talar hasta el último sauce de tu mundo
antes de tallar tu ataúd con una sola tabla...

Alicia, 
no hay traje de madera para tí...

Alicia...
las flores que sembraste
cuando prohibiste las rosas
no se dan cerca de los sepulcros...

aunque le hayas dicho a todos
que estás enferma
yo te voy a decir 
que muerdas el hongo
y que olvides el dolor...

Alicia...
tu corazón se puede pegar
hay resistoles para todo, Alicia...

aunque me grites tu epitafio
no lo voy a escuchar
diré a la tortuga que estás bromeando....

¿en verdad duele tanto, Alicia?

Aunque hayas escrito 
tu última voluntad en cada muralla de naipes
te debe quedar claro
que no será consumada...

Te voy a esconder los lápices y las crayolas...

y las hojas en blanco, Alicia...

las hojas en blanco van a terminar por renunciar
y se irán
como barcos de papel
cansados de tus ganas de morirte..

Alicia
la vida es de este tamaño

Alicia
después de la muerte no se puede jugar con los conejos...

Alicia
esto no es un juego....

o si lo es...
es de los que se juegan en serio...

Alicia...
no se te ocurra morirte en Jueves..
porque no voy a ir a tu funeral

no vayas a morirte en Lunes
porque entonces no  voy a llevarte flores

Alicia, que no sea tu voluntad morir en Martes
porque se te van a quedar atorados los deseos

bien sabes que los martes duelen muy cerca del esternón...

El sábado es el día que te hablan las montañas
así que ni lo pienses...

Alicia,
voy a prenderle fuego a tu testamento
y en todo caso
heredaré las cenizas...

aunque te estés muriendo, Alicia
no dejes de llamarte Alicia

para poder reconocerte del otro lado de las puertas
y los picaportes...






Capítulo XIII

Hoy he mirado a Alicia
apunto de saltar del puente más alto,
el que da a los rosales de claveles malva

subió por las paredes
ignorando las escaleras

dejó mensajes doblados en barquitos de papel

tomó el té a la hora exacta

llegó a la cita impuntual con ella misma...

gritó su nombre
y al gritar su nombre, gritó: Alicia

lo que le dió a los ausentes la certeza de que se trataba de ella..

no le aviso a nadie

subió

no le avisó a nadie

gritó

no le avisó a nadie

lloró

y ya se sabe del llanto de Alicia...

a pesar de que el letrero en el puente
estaba borrado con sus uñas
ignoró lo que decía
porque esas letras le hacían sentir débil...

La miré a punto de saltar
y arrojó las tazas
y arrojó las astillas de su corazón
y sus latidos bajaban a cada escalón que Alicia subía...

vió pasar al tranvía
y le gritó que se detuviera
y le arrojó cuatro piedras de madera

pero el tranvía no hace parada en el puente

se fué el último tranvía para Alicia
y se le ve en el puente más alto...

y su reina de corazones todavía duerme
con el aroma de Alicia en la piel
todavía le sabe la boca a besos sabor poesía

Alicia escribió su poema en forma de epitafio

y se engrapó el testamento en la espalda

y su vestido azul lo enterró
y le puso una lápida de naipes de tréboles

y se le vio desnuda
con un poema en cada seno

y sus zapatos los regaló a un transeúnte
diseñado por Alicia para estos casos

y se despidió de los extraños que dibujó 
para que no la conocieran

las cosas simples
le dolieron demasiado

y Alicia se inventó un país
para poder salir sin cruzar la puerta

y se rumora que quemó las puertas
y los picaportes los borró a punta de crayola

más allá de la hermosura de sus lágrimas
lo frío de sus pies y lo empuñadas de sus manos

confieso que es la suicida más hermosa y 
con más ganas de vivir que he conocido...


Capítulo XIV

Por si a alguien pudiera interesarle
Alicia se suicidará hoy 
a las 7 menos quince
de manera unilateral e irreversible...

...tiene todo listo
no le falta nada
y lo que le sobra lo ha arrojado al río

y al río le ha platicado de los extraños
que le vieron subir al puente

y a los extraños les endosó su única sonrisa

y a su sonrisa le enseñó
 a decir que no


Alicia dejó su desnudez
a la pintora de ojos marrón
que se detuvo a tomar el té frente a la escena suicida...

saltará con los ojos cerrados
por si alguien estaba preocupado por su mirada

no va a empuñar las manos
para evitar que las notas en el periódico
 mencionen ira, coraje o similares...

saltará desnuda
con los senos tatuados de su poema para el loco y la reina de corazones
por si alguien pudiera recoger el vestido azul para usarlo y respirar su aire de vez en cuando...

...dejará su zapato izquierdo en el pie derecho
como de costumbre...

por si alguien estuviera preocupándose por el tiempo
Alicia se tomó la molestia de detener todos los relojes...

Alicia saltará 
de forma definitiva
y sin temor a equivocarse...

...por si alguien pregunta los motivos
ella los publicó en la página 22 
del diario local..

pero el conejo se comió los catorce ejemplares
así que habrá que esperar las noticias de las nueve treinta y cuatro...

...Alicia sabe que no dirán nada en las noticias
no le importa

de todos modos su suicidio se considera, en su país,
como un acto solemne, íntimo y reservándose el derecho de admisión...

Alicia dejó las llaves del tranvía 
 en la décima rosa de izquierda a derecha del jardín de claveles
por si alguien estuviera interesado en recorrer su país a paso de tranvía-oxidado...

Alicia quiere ser siempre invierno
y no soporta la primavera
y por eso se inmola en la nieve
y en ausencia de flores
y eso no le quita las espinas enterradas

Alicia se suicidará con todas y cada una de sus espinas
por si a alguien le interesan las cicatrices en su cuerpo...

...por si a alguien pudiera interesarle
Alicia se suicidará hoy a las siete menos quince
de manera unilateral e irreversible

y sólo dejó una taza de té
por si alguien quiere despedirse...



Capítulo Final


Alicia murió sin hacer ruido
eligio su hora favorita

se sentó a la orilla del puente
de los mundos inexistentes
respirando el aire de los sueños rotos

y atada a una roca con su nombre en rojo

dejó correr su sangre
que era color malva como cualquiera
pero era la sangre de Alicia

y puntual
se arrojó sin fijarse en el picaporte


se llamó Alicia
hasta el último momento

la pintora de ojos marrón
no pudo retratar la caída
por tratar de dibujar los ojos cerrados de Alicia...

dejó las llaves del tranvía a nombre de un nombre ilegible

y la buscaron por todo su país
pero no se supo de alguien que encontrara su cuerpo


 cuando saltes Alicia
déjame ser la roca en la que vas a caer
y decirte que tus alas no maduraron a tiempo
y besarte en el poema de tus senos
y acariciar tus sueños
uno por uno mientras se derraman por tu cintura..

el vestido azul
se ha tornado
color magenta

y los naipes lloran la ausencia 
de la amante de la reina de corazones

y ahora parecen callar...


la Reina de Corazones
despierta y se asoma a la ventana de la Luna de Miel
y en la cornisa sólo hay un papel arrugado
con dos lágrima de Alicia...

"Otro país para Alicia"
dice la nota...
"porque Alicia no pertenece a las ventanas cerradas
y quiere volar..."

y quiso volar...
y voló...


Los menos, los que toman el té frío
afirman que la han visto 
caminar debajo del mar
con su piel color de sal...

Mañana
en memoria de Alicia
tendré que rapar a Rapunzel
para hacer una trenza
y lanzarla al inframundo
donde sé, a ciencia cierta,
que juega dominó con Beatriz
burlándose de Dante, 
del loco
y de todos los que no entendimos nada cuando tuvimos que hacerlo...

¿Cuándo tuvimos que hacerlo?


®Andrés Castuera-Micher
25-XII-2011

Ilustrado por Eugenia V. Cano