31/5/13

Regalos Necesarios para Liza II: Un lápiz a lápiz

Le voy a dar a Liza un lápiz

uno especial

uno distinto

y el único con el que no han dibujado sus manos...

voy a darle un lápiz a lápiz...

con trazos ocultos en su punta carbón
y con tanta imaginación
que si Liza un día llega cansada de las banquetas grises
el lápiz pueda dibujarle un sueño para aderezar el café

este lápiz se puede tomar con la mano izquierda
o con los párpados
y además de dibujar, cosa que hace bien,
traza caminos que no se borraron en el fango
y toma decisiones en las encrucijadas
para que Liza no olvide el camino de regreso
pero pueda perderse en el bosque catorce minutos
y el lápiz, mientras tanto,
dibujará hojas secas pero lindas y crujientes
de esas que Liza gusta pisar en el camino de regreso.

Este lápiz cabe en los bolsos llenos del vestido de liza
y en la bolsa trasera del pantalón de Liza
y en el codo derecho de su desnudez
y, por si fuera necesario, se esconde en las blusas húmedas
para que no le falte a Liza un trazo o dos, en caso de alusiones al pasado...

en las paredes, el lápiz de Liza, podrá dibujar con libertad,
ante todo, es un lápiz libre para una Liza libre
y es que en la casa de Liza hay muchos muros por rayar

sí, el lápiz hacer rayas y líneas
pero es un experto en círculos, espirales y demás figuras que Liza sueña en la regadera...

por supuesto
es un lápiz a prueba de agua
y no se corre con las lágrimas
y no corre con las lágrimas, se queda
es un lápiz que sabe de amistad y hace letras chuecas, como sonrisas,
para esos casos...

El lápiz de Liza, olvidé mencionar, no tiene goma
porque lo que Liza dibuja es indeleble
inapelable, irrefutable, irreversible
pero sobre todo: a lápiz.

®2013, Andrés Castuera-Micher, Regalos Necesarios para Liza.

29/5/13

Regalos necesarios para Liza I: Espejos de madera.

A Liza no le falta casi nada
pero le queda claro que no lo tiene todo

no quiere tener más que lo que pueda llevar puesto...

las flores termina por hacerlas goma de mascar
y los zapatos insiste en usarlos al revés
aunque camine para atrás por diversión

le voy a dar un espejo
en el que no pueda verse

es ella de un color distinto que el cristal no sabe dibujar
y por eso el espejo va a ser de madera
y con pinceles a la mano
al alcance de Liza
para que en un banco tome el magenta con la izquierda
el azul violeta con la derecha
y dibuje su reflejo...

no es que necesite un espejo de ese tipo
pero ayer celebró algo así como el día de las sonrisas aceituna

por amor a la imagen
y por respeto al negro que esconden los espejo convencionales
Liza no se pondrá frente a un cristal convencional

Un espejo de madera para Liza
y entonces ella decide que sonrisa usar
y que listón y que cabello y que cenizas llevar puestas por la calle...


®2013, Andrés Castuera-Micher, Regalos Necesarios para Liza.
Imagen: ®2002, K. Bolo.

17/5/13

América te hablo de Mario (17 de Mayo 2010, homenaje a Benedetti en el Palacio de Minería)

América, te hablo de Mario:

PRIMERA PARTE


SEGUNDA PARTE


TERCERA PARTE


CUARTA PARTE


QUINTA  PARTE






"América te hablo de Mario"
Homenaje realizado a Mario Bendetti en el marco de la XXXI Feria Internacional del Libro del Palacio de Mineria, presentado por la Embajada de la República Oriental del Uruguay en México y la Secretaría de Cultura a través de la Coordinación de Vinculación Cultural Comunitaria.
Voces: Bessie Cerón, Diego Palafox y Andrés Castuera.
Guitarra y arreglos: Ulises Olea
y con la participación especial de la soprano Claudia Santiago.

16/5/13

Cuatro años hace que un poeta se le cayó al mundo

Cuatro años hace que un poeta se le cayó al mundo...

El calendario marca hoy el diecisiete
y el muy cabrón lo marca en mayo.

...desde ese día que los periódicos insistieron en hacerlo cadáver
los poemas ya no son los mismos
les falta el aire viceverseado que les daba su pluma...

... me enojo porque el mundo quedó cojo y manco con su partida, Don Mario
me rasco la cabeza doscientas veces
porque no me queda claro eso de que un poeta tire la pluma y se ponga las alas y se vaya.

Egoísta le reclamo los poemas inconclusos
los renglones para un mundo inconcluso
y la tinta para una humanidad inconclusa...

Le informo, con la informalidad de estos renglones
que a este mundo le amputaron, apenas se fue usted, la mano izquierda
que los obreros andan confundidos
que los presos siguen presos
y que los hijos a los que miraban, crecieron, olvidaron, lloraron y se hicieron policías...

Si usted viera tan de cerca
que las calles se llenan de miseria
que las manos empuñadas comienzan a abrirse de debilidad
y que el hambre lleva el acento puesto en el humano
y que los gobiernos, a ausencia de poetas, usan otra vez el garrote...

No quiero arruinarle su muerte prematura
con mis quejas de humano
con mis letras de apóstata de la democracia que, triunfal, se vende en las esquinas,
pero le tengo que pedir poemas de fuego, palabras urgentes y una camilla de vocales
para que la vida, sin usted, sin su poesía, sin sus rezos molotov
pueda ser una vida decente...

¿Y qué quiere que le diga?
Lo sigo extrañando
y aunque quedan sus poemas
lo que no quedan son corazones calientes
y se extinguen los cerebros que no se rajan
o los matan...

Le contaría los muertos que caen como hojas en otoño
pero de eso usted ya sabe suficiente...

Si puede: regrese.
Si quiere: regrese.
Si no le incomoda: regrese.

Hay tanto que escribir, que quizá no exista el verso
usted se lo llevó, completo...

El verso nuestro de cada día...

Enseguida me callo, Mario.
Ya cierro la boca y tapo la tinta en breve...

nada más quería que supiera
que sé
que a este mundo, hace cuatro años,
se le cayó un poeta...

que hace cuatro años a este mundo,
se le cayó un Mario,
el único Benedetti que tenía...


®2013, Andrés Castuera-Micher