6/11/13

Regalos Necesarios para liza XII: Un empolvado, triste e innecesario libro de poemas.


Liza celebra
en las lunas de octubre
la capacidad de que su piel sienta el viento
el gusto de que las nubes le llamen por su nombre
y lo violeta de su desnudez.

Es la noche más especial
e invita a cuatro extraños por año
doce mujeres tristes
y once quijotes con sus respectivos molinos.

No acepta regalos ese día
pero yo le voy a dejar uno en la playa.

Uno que no interrumpa las caricias Liza-Luna
y que por las noches pueda usarse de almohada

se sabe que la almohada inadecuada
le causa pesadillas
y luego Liza tiende a contarlas a los viejos

será un regalo discreto
atenuado con una tarjeta sin remitente

tendrá las páginas necesarias
que pueden arrancarse en tardes de lluvia sin charcos

y tendrá también las páginas innecesarias
que se le pueden adherir sin mayor preámbulo que un deseo

será un libro

no es que Liza necesite un libro
y claro está que hay cosas evidentemente más necesarias para Liza
pero a ella solía gustarle el ruido de las páginas

un libro con polvo en las entrañas de cada página
un polvo que no le haga toser
pero que la induzca al delirio involuntario

será un tomo triste
con las páginas unidas con lágrimas

y sin pegamento
porque se quedan los dedos en renglones equivocados

y por si no fuera ya un exceso darle un libro en su celebración lunar
éste tendrá poemas...

uno en cada página en blanco.

Un empolvado, triste e innecesario libro de poemas
con pasta dura cuando sea necesario arrojarlo por la ventana
y pasta blanda, lo más posible, cuando sea el libro-almohada-necesario.


®2013,  Andrés Castuera-Micher, Regalso Necesarios para Liza.
®Ilustración: "Vela y Libro" Juan Carlos Sastre Carvajal, España 2006.
http://www.artelista.com/obra/2307381544805210-velaylibro.html

1/11/13

Calaverita a México


La huesuda desde un país lejano
se dirigió al pueblo mexicano
por el canal del congreso
porque éste estaba en receso
y además porque en Televisa
no quisieron darle un espacio
a tan celebrado personaje
por considerar un ultraje
lo que la muerte hoy avisa...

Mexicanas y mexicanos, dijo la flaca
sé que esta noticia sus tradiciones opaca
y no es que me sea grato lo que aviso
pero de mi decisión ya nadie me saca
por el panorama tan negro que diviso..

Sé que me están esperando pa´celebrar juntos
pero este noviembre esta catrina lo que anuncia
es su irrevocable, definitiva y tajante  renuncia
a visitar su país y  llevarse a los santos difuntos...

Pero en ese México de mis amores
ya la muerte no es cosa de carcajada
se les pasó la mano a los traidores
y ya riegan muertos en cada calzada...

Olvídense pues de esta huesuda calavera
que en otros días jubilosa con ustedes estuviera
pero me llenaron el país de políticos tarados
y la muerte no se lleva con priistas reciclados...

Perdonen también que no atienda, queridos
su nutrida, reiterada, popular y justa petición
de que me lleve al que habita en los Pinos
pero capaz que aparezco, muerta bajo el colchón...

A ese se los dejo pa´que todos entiendan
y a ver sí les cae el veinte el día de  mañana
cuando no les alcance pa´nada en Soriana
les duela la tripa y sus votos nunca más vendan...

No me llevo pues al presidente
ni a sus socios perredistas
mucho menos a los panistas
no me cabe tanto negligente...

Renuncio pues, mexicanos,
me quedo acá desterrada
porque en esa tierra suya hasta a la misma muerte
se la anda llevando en sus manos
la mismísima Chingada.



® 2013, Andrés Castuera-Micher.

®Ilustración: Verónica Miranda