29/1/12

La vida, esa descarada



Dedicado a mi gran amigo y hermano, el cantautor, José María Marti, por su ejemplar lucha y amor a la vida, esa descarada..


Estas ganas de vivir me están matando

y es que de vez en cuando
me sorprendo haciendo tantas preguntas a la vida
sin querer escuchar las respuestas
y contestándole tantas preguntas que nunca me haría

que me dan ganas de vivirla
y por eso voy a vivir esta vida hasta que me muera…




Y es que si la vida se pone hoy una falda,
lo suficientemente corta,
usa medias negras de esas de rombos
y se recoge el cabello con una pañoleta rosa
yo le entrego mi resto

  
A veces la vida, 
esa descarada
se suelta el cabello
y sonríe de una forma tan peculiar
que le perdono esos días
en que olvidó decirme lo bella que es
y lo que vale la pena vivirla…

Y no es que siempre le de a la vida por tomar el té conmigo..
a veces me desconoce
no llega a la cita
 me hace esperar por horas y días y meses
y después sonríe como la niña ingenua que es

pero eso

 a mi no me importa
también me gusta verle la espalda y contarle los lunares
y es que cuando la vida me da la espalda
yo le bajo la cremallera
y le beso la medula espinal hasta que termina
por voltear y regalarme un beso apasionado en los labios…

Estas ganas de vivir me están matando

©Andrés Castuera-Micher

1 comentario:

  1. Qué maravilloso poema, Andrés. Me siento así, con ganas de vivir esta vida que ya me mata.
    Gracias por compartir.

    ResponderEliminar