7/11/14

Mi jefecita Doña Patria



Mi jefecita Doña Patria
anda muy amuinada ultimamente...

El sur le duele harto
y los dolores de norte no la dejan dormir...

yo creo que le está dando el cáncer
y que se nos va a morir de tanta muina
de tanta lágrima...

a mi jefecita le sigue saliendo harta sangre de la panza
y a sus hijos se los matan nomás por hacerla enmuinar...

mi jefecita ya ni llora
ya paqué dice
si de todos modos le golpean a sus hijas y se las tiran en cualquier carretera
y los hermanos nomás se hacen pendejos
y ni pa´llevarles flores...

A mi jefecita hace como veinte años que le amputaron la mano izquierda
y le salieron como tres tumores
y otro le está queriendo crecer...

La mano derecha la tiene llena de pus
y se aguanta porque ni modo de rajarse...

Mi jefecita, Doña Patria
anda jorobadita y triste
se partió el lomo por décadas
sembrando en su tierrita semillitas de democracia
pa´ cosechar voto
y dárselo a sus hijos
y los muy jijos del maíz ¿No lo fueron a cambiar por tarjetitas de despensa
de una pinche tienda que ni hay en el pueblo?

Y aunque la hubiera, dice
ese dinero esta manchado por el mismísimo diablo...

y miren que mi jefecita dice que más sabe el diablo por viejo que por diablo
y me cai
que se chingó con el diablo setenta años en la mugre pobreza y olvidada

No es que no tenga hambre mi jefecita,
si a veces ni come,
pero dice que hasta la mas pinche de las tortillas
se debe comer con dignidá

y pa que tanto alboroto por el voto y por la libertá
si sus hijos nomás ahí, la fueron a botar
con el primero que les habló bonito...

A mi jefecita Doña Patria
le duele bien harto
que nomás 132 de sus hijos haigan ido a la universidá
y que nomás esos sepan que las cosas no son así
que el rico no debe chingar nomás por chingar
y le arde rete feo cuando esos gritan que "ya estuvo"
y los demás nomás se hacen los sordos
y siguen agachaditos y jorobados como mi jefa
pero pos mi jefa ya tiene joroba y a punta de madrazos
le han doblado el espinazo...

Mi jefecita, Doña Patria
tiene una hemorragia en el vientre,
se le están reventando las entrañas
porque a  cuarenta y tres de sus hijos más luchones
los desaparecieron una noche
y nadie los ha visto…

Los llora con lágrimas de sangre,
los espera con las manos arrugadas y cansadas.
Le han dicho que ya no los espere,  
que se los quemaron vivos hasta hacerlos cenizas,
y ella se queda callada, esperando con la voz temblorosa,
se aguanta la rabia y les canta, en el monte, una canción de cuna…

A mi jefecita, Doña Patria
le duelen todos sus hijos

hay uno, el pequeño
que le salió mañoso
malvado, bien bandido

uno que no aprendió ni a leer
pero que lo que tiene de pendejo lo tiene de cabrón

ese le duele y la tiene bien enferma

pero lo que más le duele y la tiene amuniada
es que todos sus otros hijos
dejen que ese, el pendejito
sea el presidente...

®Andrés Castuera-Micher.






1 comentario:

  1. VALDRÍA LA PENA REPARTIRLO EN EL ZÓCALO DE LA CIUDAD DE MÉXICO, MEJOR DICHO EN TODOS LOS ZÓCALOS. ES UN VIVO RETRATO DE NUESTRA JEFECITA LA PATRIA.

    ResponderEliminar