31/1/09

Necesito un plan B



Necesito un plan “b”,
hay que decirlo, los sueños fallaron
o quizá soñé los sueños equivocados
y no quiero dejar de soñar
aunque soñar me haya dejado despierto.
Necesito un plan “b”,
las cosas no salieron del todo bien
y más bien resultaron del todo mal.
Todos se fueron, se alejaron... no volvieron
y no quiero estar solo
y quien sabe, quizá la soledad sea buena compañera.
Necesito, preciso de un plan “b”,
me llené de felicidad, una gran felicidad
y me quedó muy grande aquella alegría
y luego se encogió demasiado
y creo que aún quiero ser feliz
con una felicidad mas adecuada y menos grande.
Me urge un plan “b”,
porque di todo el amor de todas las formas.





Amé, un amor como pocos, eterno
y luego el reloj le ganó a la eternidad
y el amor como pocos se volvió como todos
y a pesar de todo quiero volver a amar,
como nunca o como siempre.
Un amor un poco más convencional.
Necesito un plan “b”,
porque los sueños se rompieron.
Eran sueños grandes y tan grandes que no me quedaron.
Creo que buscaré, necesito un sueño de mi talla.
Necesito un plan “b”,
porque todo salió mal.
Endeudado, divorciado, desempleado y
con una maleta vacía.
Aun así preciso de un sueño preciso.
Arrendando mi corazón al mejor postor,
subastando mi último sueño
y con la poca locura que me queda,
con todo eso debería quizá llenar la maleta vacía.
Mejor aún
¡Voy a tirar la maleta y a dejarlo todo!


Necesito un plan “b”,
quizá soñé los sueños equivocados.
Es posible que no haya amado de la manera
digamos adecuada y convencional.
Necesito un plan “b”
porque en este momento
mi vida es solo dos palabras
el pronombre “mi” y el sustantivo “vida...
Necesito un plan “b”
...hay que decirlo, los sueños fallaron
o quizá soñé los sueños equivocados.

2 comentarios: