12/3/13

Cuaderno de Secundaria VIII: El parque

En el parque, me dijiste
a las cuatro, me dijiste

Llegué con la bici roja impecable
dos flores que corté del jardín de Doña Soledad

una blanca porque así es tu sonrisa
y una roja porque tu corazón debe de ser rojo

y la bici no podía ir más rápido

y salí tarde
porque fueron demasiadas preguntas de mi mamá
y es que tuve que inventar muchas cosas
porque ella no sabe que tengo novia
y que mi novia tiene novio
y esas cosas que no entendería
y por eso le dije que iba a la papelería
y que me iba a tardar
y cuando me preguntó porqué... me subí a la bici

y estabas ahí
linda
más linda que otra veces

sin el uniforme

que bien te ves así
con esa mini falda azul
y con tus pies lindos y las rodillas exactas
justo a la altura de las rodillas
y una playera morada con negro

y ¿quién piensa en el uniforme?

Hola, me dijiste
Te traje flores , te dije
Sí, ya las vi, respondiste

Y te dí las flores
y te expliqué del blanco y el rojo
y las tomaste y me miraste

Y de esos ojos he escrito como ochocientas cosas
que son lindos
que son oscuros
que son profundos
que son míos
que son mas brillantes que el sol
que son del color de la noche cuando es de día
y que no riman con nada, sólo contigo

y tantos renglones en tantas páginas
y cuando los vi de a deveras
nada más me quedé callado como tonto...

¿Qué se les dice a unos ojos cómo los tuyos?

Nada... sólo se puede callar y mirar, callar y mirar...

 ¿Por qué no me dices nada?  preguntaste
¿Ya no tienes novio?
Si
¿Y entonces?
¿Entonces qué? Me susurraste muy cerca del oído...
 Dijiste que te gustaba  Continuaste...

Me tomaste la mano
me quedé frío

Luego agarraste las flores con tus dos manos detrás de mi cintura

Fue el abrazo más hermoso...

 ¿Qué pasó? ¿No me vas a abrazar? Me dijiste recargando tu cabeza en mi hombro

Nos abrazamos como cinco veces
y cada abrazo duró como siete horas
aunque apenas eran las cinco y cuarto
pero fueron como siete horas, lo juro...

Luego te dije que te había traído flores
y me dijiste que ya te lo había dicho
y luego te expliqué que una era roja y otra blanca
y me dijiste que ya las habías visto
y luego me dijiste que porqué no te hablaba en la escuela
y te dije que porque nunca me hacías caso
y me dijiste que eso no era cierto
y te dije que ya sabía que tenías novio
y me dijiste que si había ido al parque a hablar de tu novio
y....

Frente a frente
tus ojos mirando mis ojos
luego mis labios
mi mando sudando
tu mano segura, apretando mi mano
tus ojos mirando mis ojos
tus ojos mirando mis labios
tu lengua lamiendo tus labios
tus labios húmedos cómo si quisieran un beso
o quizá por que lo querían
pero estaban llenos de brillo,
no de labial,
de brillo verdadero...

¿Y ahora? Dijiste sin dejar de mirar mis labios
 ¿Y ahora qué?  Tartamudeé
 ¿No me vas a dar un beso? 

Tu seguridad fue letal...

Mi torpeza fue determinante

Es qué no se cómo, te dije
eso no tienes que saberlo, me dijiste

¿pero y luego?, te dije
pues luego vemos, me dijiste...

Tus labios cerca
podía sentir tu respiración sobre los míos
tus manos temblando
tu rodilla tocó mi rodilla
tu cintura muy cerca
tus manos me apretaron
te pusiste de puntitas
casi para tocarme
casi para besarme
pero no lo hiciste...

Si me vas a dar un beso, dámelo ya o me voy... 

La bici no quiere regresar...
tuve que llevarla empujando
está molesta
muy molesta

¿Y que hago con los besos que no te di?
¿Los entierro en el parque en el que no te besé?
¿Los pongo debajo de esta maldita almohada llena de lágrimas?

¿O los arrojó por la ventana mientras grito que te quiero?

Te me escurriste entre las manos
y tu espalda me dijo todo lo que merecía y más...

Tan cerca
tan linda
tan bonita
con esos ojos tan oscuros

y con ese color de tus labios que me sé de memoria...

Y el parque se quedó mirando como un tonto al tonto que no tuvo el valor de besarte...

®2013. Andrés Castuera-Micher, Cuaderno de Secundaria. 

2 comentarios:

  1. Que hermoso y tierno Andrés Castuera-Micher besitos!! =)

    ResponderEliminar