17/5/16

Un siete sin Mario, un siete de mala suerte.

El siete siempre me había simpatizado
con la graciosa cábala que encierra
con la esperanza que da a los amantes del azar,
con su graciosa forma de uno agachado
con ese augurio en las ruletas
con ese toque inmortal que suele darle a los gatos..

Pero hoy ha caído de mi gracias
ese número se tiñe de una ausencia imposible de asumir,
el siete junto con el diecisiete
crean una náusea melancólica
y vuelven a a abrir la herida de que a usted,
hace precisamente siete años,
se le ocurrió largarse de aquí.

Y así como su siete en el aniversario
nuestro 43 en México sigue asfixiando
y en tres cifras las muertas y los muertos
siguen llenando los sacos de la impunidad.
Usted sabe de lo que le hablo.
Conoce lo que nos duele,
y a dónde quiera que esté, le sigue doliendo.

Siete años esperando el libro que ya no será publicado
el poema preciso y acertado que no escribirá
esa cucharada de renglones para el dolor de Patria.

Yo no sé como lo recuerdan otros,
pero así es como yo lo recuerdo,
como yo lo quiero recordar,
sirviéndole una cucharada de mundo
para que se anime a resucitar siete minutos
y con siete palabras
nos salde la deuda de siete años sin su grito renovado.

Hay necios, como yo, que dicen que los poetas nunca mueren,
pero la verdad es que comienzan a agonizar
cuando las vísceras estallan por la ausencia inexplicable
de un andariego de cabello y bigote gris
que se sonreía para que nadie descifrara su enojo por el mundo.

Ya sé que se murió porque se quería morir
porque en este mundo y su ridículo diámetro
ya no había lugar para mentes libres con plumas valientes...

Pero uno es egoísta y lo quiere a usted aquí,
abajo, marchando, levantando los puños
y gritando lo que, poco a poco,
se nos olvida como gritar...

El siete hoy es un número de mala suerte
pero que pasar debajo de una escalera
o romper un espejo
es el número que cumple de ausencia un poeta...

Un siete sin Mario, un siete de mala suerte.


17 de Mayo 2016.
©Andrés Castuera-Micher.

No hay comentarios:

Publicar un comentario