27/9/09

Mujeres en su tinta (poemario, 1998)

I

Es bueno estar en casa,
es grato respirar este aire tan tuyo y tan mío...
después de haber vagado sin sentido,
tras haber respirado humo de tinieblas anunciadas...

Es tan lindo escuchar esta música de una voz de cristal,
observar este cuerpo de mi mas profundo surrealismo,
después de haber escuchado la disonante voz de un silencio ajeno,
tras mirar la amorfa figura de una ausencia inútil...

Es bueno estar cerca,
estar aquí,
después de haber estado en insufrible lejanía,
tras estar en un allá que nunca pudo existir...

Es sano caminar aquí, trazando una línea de pasos entrecruzados,
ver el mar y el horizonte con un azul de tres colores púrpura,
después de caminar en círculos infames e ingratos,
tras haber visto el negro en un mar sin alma...
Es tan bella la luna de Septiembre,
las estrellas de Octubre,
después de un Agosto de eclipses,
tras un cielo de lluvias sin estrellas...
Es bueno estar aquí, con mi Cristal,
en este trono de flores de liz, de unicornios,
después de quebrar mis nudillos golpeando en diamante,
tras haber renunciado a una herencia de un dios y un demonio...
Es triste haber ido mas allá de un arco iris,
y descubrir que no hay nada mas allá...

....saber que camine hacia donde mis pasos enlutaban la senda
...saber que partí en pos del Toboso
cuando Dulcinea gritaba ¡Eh aquí el Toboso mi Quijote!... Pero no hay tristeza... no hay arco iris en ese allá...
porque esta entre mis brazos...
Dulcinea, el Cristal y el Unicornio azul
han regresado de un viaje que nunca hicieron...

Es bueno estar en casa...
es bueno estar aquí,
y saber que no me iré...




II

Recorramos esta vida juntos mujer,
escribamos nuestros nombres en el cielo,
naveguemos en estrellas nuevas vidas,
alcancemos esa gloria prometida,
traguémonos el mar en un sorbo amada,
armemos nuestro nido con la luna...

Mientras el tiempo pasa sin permiso,
intentemos detenerlo entre tus dedos...
Castigando los segundos a tus pies,
haciendo esclavo nuestro al calendario,
en cada instante marquemos esta sangre.
La que unimos entre risas de ilusión,
la que une estos pasos que caminan...
Estos pasos en la arena, de tus plantas en mi mar...

Cada lugar que inventes, ¡Llévame!
Al fin del mundo, llévame mujer,
sin motivo, sin razón, ¡Vámonos mujer!
Tu toma el timón, yo la vela...
Inventa un punto inexistente,
llévame... ¡Que la vida trace el camino!
Luego el amor dibujará senderos,
obligado dios guiará el destino...

Aquí, estoy a tu lado alma de mi ser,
recorriendo tus pasos en mi andar,
recordando este amor en tu presencia,
olvidando que ayer nací solito.
Yo, nací entre tus brazos mujer, y caminé...
Olvida el destino, ¡Llévame contigo mujer!

III

Rosas amarillas en piel castaña de lino y seda,
espadas de bronce en una mirada de íntimas notas,
niña de enero, mujer de lluvia en seca y húmeda,
alma de poema escrito en tinta derramándose a gotas,
tinta de inspiración de dioses y creadores...
Arcos inéditos bajo esos ojos escultores.

Mármol en sonrisas, lienzo de cielo
íntimas notas de tu voz de arpa y clavecín.
Cubre la inmensidad tu suave velo
hasta los mas secretos tonos del violín,
están ocultos en tu cuello de cisne misterioso...
Largas figuras de edénicos matices.
libran de pensar al pincel mas ingenioso
embelleciendo trazos mas felices.

Cuerpo inspirado en la mujer que dios anhela,
arrebatado a la belleza de la madre luna,
soñado por el Quijote, Neruda y Dalí.
Traída en tu porte de mujer como ninguna,
impregnando tus colinas de manzana y canela...
Los cristales de tu piel nunca antes vi
llenos de secretos colores carmín y turquesa,
ojos, piel, manos, voz y cuerpo de princesa...

Amada, de finos rasgos, y caminos de canela y miel,
ríos de sombras y contrastes de armonías en tu cabello...
Rasgos de una diosa desterrada en tus labios Mujer,
oscuridad en la luz y viceversa en tu cintura.
Yo vi ese claroscuro en mis abrazos y en tu fino cuello....
Orgullo de la creación, irrealizable pintura.


IV

Ayer era poeta,
era soñador,
era Quijote,
caballero,
tinta,
aire...
ayer era universo,
era caminante,
era camino...
ayer era amante,
era hombre,
era luna,
era dios,
estrella,
liz y demonio,
ayer era palabra,
era nombre,
era materia...
Ayer era personaje,
era persona,
era príncipe y era mendigo...
ayer era cuerpo y sangre,
ayer era árbol,
era amor...
Ayer era arco iris,
era Sueño, era libertad...
...ayer era la Flor de Liz,
era unicornio,
era Arcadio...

Hoy solo soy Mujer...


V

¿Que hago con tu nombre?
Lo escribo en el cielo
y lo subrayo con estrellas.
Lo inmortalizo en papel
con la humildad de la poesía...
Lo encierro en licor de virtudes,
lo encomiendo al edén,
lo grito a los cuatro vientos
acompañado de tantos
sentimientos,
lo escribo con sangre,
lo tiño con versos
que lo repiten en tinta...
¿Que hago con tu nombre?
¿Que hago con tu nombre Princesa?
Lo escribo en la arena del mar
para hacer cantarlo a las olas,
lo escribo en la tempestad
para cristalizar la lluvia....
...lo entierro con rosas
del color del arco iris...
¿Que hago con tu nombre mujer?
Lo nombro hasta nombrarte,
lo escribo hasta borrarlo,
lo recuerdo hasta vivirlo,
lo grito hasta desfallecer,
lo escribo en mi cruz,
en mi tumba
en mi cuna...
Haré con tu nombre lo que sea,
lo que pidas Princesa...
Con ese nombre que me
alimenta y me vive,
con ese nombre, todo haría...
...solo algo no puedo hacer con tu nombre..
¡No puedo olvidar tu nombre Mujer!

VI

Del camino, de donde yo vengo,
hay esperanza, un poco de fe ciega,
una fe que cree
a pesar de todo cree aún.

De las lágrimas de las que lloré,
queda una cristalizada,
quizá para llorar de alegría...
quizá para no brotar,
envuelta en cristal, cree aún.

De un sueño que tuve,
queda una niebla
que se disuelve en una mirada,
queda una sombra de estrellas,
estrellas de ilusión,
ilusión que cree aún...

Del pensamiento de irme lejos,
queda un retorno,
queda un sólo lugar
para habitar en silencio,
palabras casi muertas
y que aunque por vez última tal vez,
creen aún.

De las palabras que conozco,
sólo quedan dos
que forman un “te esperaba”
consolidando la frase
que sólo se dice con el alma,
mi alma cree aún.

Pensando, pensé,
que si aún creo,
a pesar de no poder creer creo,
es porque mi creencia
ya tiene nombre,
fue bautizada con el tuyo Mujer.


VII

Por no descubrirte antes
me declaro incompetente...

Por no verte pasar antes,
me declaro ciego...

por no escucharte antes,
me declaro sordo...

por no detenerte antes,
me declaro torpe...

por no hablarte antes,
me declaro mudo...

por no enfrentarte antes,
me declaro cobarde...

por no abrazarte y correr a ti antes,
me declaro manco y cojo...
por no escribirte antes,
me declaro mal poeta....

por no amarte antes,
me declaro insensible...
por no besarte antes,
me declaro frívolo...

por no saber de ti antes,,
me declaro ignorante...
por no vivir a tu lado antes,
me declaro muerto...

por no caminar a tu lado antes...
me declaro intranscendente...
por tenerte ahora....
me declaro lo que pueda ser aún....
por haberte encontrado....
me declaro afortunado, y a ti mi única suerte...


VIII

Risa teñida en matices inéditos,
eterna mirada jaspeada de cielo,
naturaleza del cristal en diamantado
altiva rosa azul de pétalos celestes...
tu rostro color estrella con sombras en luna
acordes de clavecín en esa voz color arpa.

Mirada bordada a mano por ángeles
implícita eternidad en manos blancas
cinta entrelazada de virtudes.
Hecha niña estás del Paraíso
enaltecida con tu seda y carmín,
luz de luna en claras guirnaldas
linda niña en seda bordada,
en tinta y papel inmortalizada...

IX

Rescataré la Luna Llena en tu alma.
Esculpiré cada estrella en tus mejillas,
naceré de nuevo en tu noche
amaré por siempre en tu misterio...

Tomaré tu nombre para bautizarme y
Abriré tu cielo para hacer estrellas.

Miraré tu rostro en plenilunio pleno y luna,
intentaré callar en tu suspiro.

Colmaré tu infierno de mujer eterna
haciendo gloria edénica tu virtud...

Escribiré tu nombre en Casiopea
limpiando cada estrella del Unicornio,
luego, luego entonces callaré de nuevo.

Escucharé tu voz, voz de Luna Llena.


X

Supe que el Unicornio llegaba
a contemplarte dormida, velaba
tu sueño y dios cortaba
una flor,
bajo tu nombre la nombraba.

Soñé a las hadas y a
los duendes tender tu cama
con fantasías y dios pintaba en lienzo
coloreando el arco iris ámbar.

Escuché que la fruta edénica brotaba
y bañaba tus párpados cerrados y dios
esculpía sus manos
volviéndolas mujer...

Supe que el unicornio de Silvio, el Azul
y el rosado,
cuidaba el sueño de Cristal, con el cuerno de diamantes
grababa tu nombre
el único que solo escuché jamás.

El Unicornio bajó del pedestal
dios no lo supo pero
te nombró...

Te vi montar al unicornio...

Eras tú...

Eras...


XI


Dale a este peregrino una sonrisa
que del alma tuya nazca...
porque una sonrisa tuya mujer eterna
da al más desfallecido
vida entre los caminantes perdidos.

Esa sonrisa... ¡ah, esa sonrisa!
de sólo pensar en ella
quisiera dibujarla con cualquier pincel
y en un lienzo que a dios tendría que robar.

Pues entonces, dibujando esa sonrisa mujer,
poco impórtame, lo que haya que hacer
si hincarme, llorar, reír o voltearme de cabeza
en una roca
mover hojas secas con mis dedos descalzos...

dame una sonrisa
va en prenda mi vida...
...mi muerte y mi ser,
quizá mi no ser.

Sonríe y hazme más tuyo y menos mío mujer.


XII

Tu magia me ha hecho lo que soy

y por lo que soy te amo

tu hechizo dio vida

a este viento moribundo

si es que has de quedarte siempre

Maga Hechicera...

Quiero entonces tener sentido.


XIII

Déjame recordar,
cada instante en esa hierba lejana,
cada mirada en esas colinas
a la luz del fuego.

Quiero ver esas cenizas
que testigo mudo fueron
de una noche
interminable...

Yo no se como recuerdan los otros,
pero yo te recuerdo así...

Quiero amar de nuevo la luna
amar de nuevo
esa constelación
de mujer....

Verte como nunca
siempre.

Deja que llueva
en ese césped seco,
que la neblina
haga correr el río...

Déjame llover
contigo.

Quiero quererte eterna,
instantánea,
aquí, como antes,
como en aquellos
días de soledad
compartida.

Yo no se como quieren los otros,
así es como yo te quiero,
como yo te quiero querer...


XIV

Se está tan bien aquí

Porque entre tus brazos
se duerme mejor

Entre tus pasos
se anda sin miedo

Porque entre tus ojos
se ve mas llena la luna y
la verdad es mas franca

Se duerme tan tranquilo
entre tus brazos
porque se ama mejor

entre tus sueños

y se respira
un poco más entre tus labios

Se vive tan bien
a tu lado
que no sé si se viva
también
en otro lado

XV

Antes el cielo azul magnate
Ahora el alma más clara y pura

Ayer el manto de luna
Hoy el manto en la mirada

Antes el camino en penumbra
Ahora la luz en mis pasos

Ayer el cantar de las aves
Hoy el cantar de una voz

Antes el añoro
Hoy la esperanza

Ayer el camino
Hoy la senda

Antes el peregrino
Ahora el caminante

Ayer el triste, realidad
Hoy el dulce sueño
Antes el aire
Ahora el viento

Ayer el tiempo
Hoy la eternidad

Antes la rosa
Hoy tu sonrisa
Ayer el pasar
Hoy el seguir

Antes todo y nada
Ahora todo y nada más

Ayer el amor
Hoy solamente tú


XVI

Cuando el hombre deja de ser
y vuelve su alma mujer,

en el instante que por ser dos
el individuo a si mismo dice adiós,

en el momento que renuncia uno a sí así
lo hace sólo porque se cree en ti,

se deja atrás hasta quizá la vida
para dejar tu memoria erguida,

cuando se deja de ser yo mismo
para ponerme tu nombre en el bautismo.

Yo no soy yo,
soy lo que quieras
soy lo que eres
lo que eras
lo que serás...

Soy alma se mujer
porque te amo
y
hombre soy
cuando te clamo.

No recuerdo ni mi nombre
se tan solo que por ti soy hombre,
solo se que puedo ser
lo que quieras tu mujer.


XVII

Mujer abril
motivo infinito,
amarte es un viaje sin regreso
al lugar más codiciado del mundo.

Amarte es un camino desconocido
descubriendo nuevos rumbos en cada sol
y en cada luna un nuevo sendero en cada rumbo en cada sol.

Amarte es una razón de vivir
una vida bien vivida
desde nacer, hasta morir, bien nacer, bien morir.

Amarte es navegar siete mares
en un velero sin timón
sin puerto, sin vela, sin mar, sin timón.

Amarte es ascender al cielo
a través del infierno
por la cordillera de ángeles y demonios, infiernos celestiales.

Amarte es pedir tres deseos
mil estrellas fugaces
desear mil deseos amarte a tres estrellas mil veces.

Amarte es ser tuyo
ser sencillamente parte de ti
vivir de ti, parte de ser, sencillamente amar.

Amarte es dejar de ser un poco yo
y ser un poquito mas tú
anhelando ser los dos...

Amarte, pensarte, soñarte, nombrarte...

Amarte es amarte.


XVIII

Por un instante a tu lado
daría cada instante de mi vida.

Por una palabra tuya
daría todo lo que digo.

Por una mirada tuya
daría mis ojos y todo lo que han visto.

Por un silencio tuyo
daría toda mi voz y lo que ha dicho.

Por un beso tuyo
daría todo lo que mis labios han callado y lo diría.

Por tenerte a mi lado
daría todo lo que tengo y puedo llegar a tener.

Por un sentimiento tuyo
daría todo lo que este ser no sentirá .

Por una ilusión tuya
daría lo que aquel día soñé.

Por compartir tus sueños
mi único anhelo tornaría tuyo.

Por llorar en ese lecho
me daría yo mismo en llanto de amor.

Pero por una sonrisa tuya...
¿qué daría yo?..
...que cosa no daría yo por una sonrisa tuya...

XIX

¿Cuánto vale este momento?
¿Cuánto vale tu sonrisa mientras se abre tu cuerpo?
¿Cuánto vale tu lucha de vientre inmaculado?
¡Cuánto vale tu infancia!
¿Cuánto vale tu niña mujer?
¿Cuánto valen esas lágrimas?
¡Cuánto vale ese dolor!

¿Cuánto vale una canción de Serrat al oído?
¿O quizá de Silvio el “Unicornio?

¿Cuánto vale tu corazón?
¡Que valen tus pérdidas!

¿Cuanto por tu pensamiento en este instante?

¡Que vale tu ventana cielo!

¿Cuánto vales mujer?

¿Cuánto vale esa madre fecundada?

¡Cuánto vale tu vida por mi!

No puedo pagar...
Dime algo:
¿Puedo seguir debiéndote la vida toda la vida?


XX

Quiero beber de tu sangre
y gritar por tu vientre
agrietado por el amor la leche materna...

Quiero empapar
tus entrañas
embellecidas por la vida
Nueva
Eterna..

Quiero
estar
dentro
y
fuera
tan dentro para no salir
y tan fuera
para entrar cuantas llamadas
den las campanadas
de tu
iglesia

1 comentario:

  1. realmente hermoso, en serio que me encanta como escribe. Yo también escribo pero no tan bonito y profundo como usted. Tengo 17 años soy niña por cierto =) Me llamo Ilse María y oficialmente estoy enamorada de sus escritos. Gracias por compartir tan sorprendentes y bellos poemas.

    ResponderEliminar