7/2/13

Cuaderno de Secundaria III: La bicicleta


Otra vez llegaste con los ojos tristes
con esas líneas moradas
que me dicen que no dormiste
estabas distraída

muy distraída y triste

Por si no lo sabes
yo también me puse muy triste
y no pude hacer los problemas de física

es que hay problemas mas importantes
como que lloraste toda la noche, por ejemplo



Te voy a dar la mitad de mi sandwich
le puse mucha mayonesa
mi abuela dice que la mayonesa es buena para estar fuertes
y sé que necesitas mucha fuerza y mucha mayonesa

también robé del cajón de mamá un chocolate
no es de forma de corazón pero sabe rico

Niña bonita,
tal vez no lo sepas
pero sé que cada vez
que llegas despeinada
y con la blusa sin planchar
es porque otra vez tus papás pelearon

y me duele ver tus ojos rojos
y quiero ponerte mi congelada de uva
en esos moretones en el brazo...

Te quiero
aunque tu sonrisa es mi favorita
también quiero a tus ojos tristes

y es que eres mi favorita
y nadie te gana en eso

Quiero que sepas que todo va a estar bien
que ya arreglé mi bicicleta roja
y tu amiga ya me dijo cual es tu casa:
la de la puerta café pasando la panadería

Y puedo pedalear quince cuadras
y dos de pura subida

porque voy a ir a decirle a tu papá
que yo ya sé que te hace llorar

y que lo voy a acusar con la maestra de historia

que mejor me pegue a mi
porque tú ya llevas muchas noches sin dormir

y si tu mamá no quiere plancharte tu blusa
yo ya sé planchar
o te puedo prestar mi suéter...

A la hora el recreo
te voy a dar la sorpresa
y veras que la bici roja
el sandwich con mucha mayonesa
y la congelada de uva
son mas poderosas que ese señor que te hace llorar
y no te deja poner atención en clase...



®2013. Andrés Castuera-Micher, Cuaderno de Secundaria.


3 comentarios:

  1. Me haces sentir en esa bella época, cuando nuestras obligaciones solo eran estudiar, tuve una regresión de muchísimos años.

    ResponderEliminar
  2. wow, me gusta mucho como describes bellamente sucesos simples de la vida diaria...

    ResponderEliminar
  3. Qué lindo esto, Andrés. Cuánta hermosa sensibilidad queda impresa en tus palabras.

    ResponderEliminar