5/10/09

Liza en Azul (poemario, 2005)



Resurrección…tuve que matarla antes de morir con ella,

y la metí en un corazón que tengo para ocasiones
de esta naturaleza…

…enterré la caja en el cementerio de los locos
donde me enterraría mas tarde,
cinco minutos después…

noté que su alma era azul…

…el cofre fue abierto por mi mano terca
e impertinente…

Liza ha vuelto del viaje que nunca hizo,
en tono azul…

…y con una soledad compartida.



Liza en Azul…una soledad compartida

y leías la historia
y a cada página una pausa
y a cada pausa una lágrima.

Disculpa Liza si lo que he dicho no basta
o si hubiera bastado no decirte nada…

…y es que los secretos solo son para siempre,
solo se perpetuan cuando los escucha el otro lado de la historia…

que bien huele el café frente a usted
y de que manera tan discreta los segundo se hacen imperceptibles

y como se goza el aire
y como se goza a usted
y que sabor el de su voz

…dos de azúcar
y cien palabras de misterio
y entonces dijo,
y le dije
y callé
y que manera de hablar la de su silencio….

Que manera de hablar de su silencio,
ese su silencio que lo dice todo
y que sin decir nada queda callado
mirando
y destiñendo
todos los colores menos el suyo
ese azul carmín
con tono violeta marfil

y sus colores no dicen nada
nada y se lo dejan al silencio
y es que a veces sin saberlo
usted vienen conmigo a estas horas…


Liza en el surtambienexistiendo

A estas horas,
que son las de acá
no las de allá

está usted lejos, lejos
tan lejos
que no se ve ni el color de su maleta

se fue
a buscar
a llorar el tango
a maquillarse de andes
a ondear su verde con el azul celeste

ojalá Benedetti no la vea
porque si la encuentra
se la queda de musa
y entonces
habrá que atar de manos al maestro
y a usted engraparle el boleto de regreso…



Liza en el diván

…el boleto de regreso, imagínalo , luego vas a pensar que hoy estás a punto de tirar esa reja,
esa reja que te tiene encerrada dentro de ti misma


No creo que sea el momento de hablar,
mis palabras ya son espuma…
…pero recuerdo que un día fui mar…

Háblame del mar…

No puedo, quiero hablar de la espuma
de una espuma azul que sale de mis cabellos…

no, háblame del mar, debemos hablar del mar…

es de plata… pero me duele mucho
y arde en cada poro de mi piel
y a veces se derrama por mi ojo izquierdo

…y ¿el derecho?..

¿El derecho a que?

…el derecho del ojo derecho a llorar

no llora, yo no he dicho que lloro
solo he confesado, en contra de mi voluntad
que el mar es de plata
y que escurre…
siniestramente por cada uno de mis ojos izquierdos…

Háblame ahora del otro ojos izquierdo…


Se cierra de vez en cuando para concentrarse en un recuerdo
…se llena de ese motivo, y se tarda seis meses en abrir…
y normalmente, cuando cierro ese tercer ojo izquierdo
me imagino sentada en el mar, de noche… y las caderas estrechas
dibujan castillos de arena…


Liza sentada en el mar, de noche

…las caderas estrechas dibujan castillos de arena
al ritmo que su cabello se confunde con el aire
y una tras otra las olas negras
se tiñen de un azul misterio color bronce…

el mar es eterno en la mirada de Liza
pero Liza no es Alfonsina
y el mar no la traga
y quiero hacerle un mar distinto,
para que brinque del abismo,
y se acuerde de ella
cada poeta que le escriba al mar,
a la noche…

seco el mar,
liza llorando,
y la plata goteando a cántaros…

nadie se atreve a interrumpir el silencio que habla
con las olas,

solo Alfonsina , preñada de coral
ha salido a consolar su llanto
y a regalarle sus olas nocturnas,
y un unicornio para montar sobre ellas…



Liza y el unicornio

Para montar sobre ellas,
sobre tus ilusiones… tus ojos cerrados
eran como dos crines de madera tallada a mano de
Remedios Varo,

los hilos de cada uno de sus vestidos
traslúcidos llenaban su collar

monta por cada lágrima negada una noche en penitencia…

…solo las hadas saben el color de tu llanto Liza,
y tu duende azul va en ancas de tu
caballo con patas de caballo,
pero que tiene algo mas,
y por eso no es caballo…


Y Liza, una mujer con piernas de mujer,
pero tiene algo, mas, y por eso no es solo mujer…



Liza es Azil



Pero tiene algo, mas, y por eso no es solo mujer…

Tiene el alma Azil,
un tono desconocido,
que nació el día que el azul se derramó
sobre el morado..

con ojos color Azil claro,
caderas de un bronce azilado

y sus sueños,
son aziles cuando duerme
y se tiñen de azul cuando despierta,
calmada,
con un pincel zurdo
que tiñe su mundo esfera,
a pesar de las gárgolas.



Liza y sus gárgolas


A pesar de las gárgolas,
Liza puede ser feliz todavía,
y aventar tenedores,
como aprendió en el sur.

A pesar de que le han chupado la sangre,
Ella vive,
esa ella tenue
esa ella, delgada, morena y contagiosa,
esa ella no es de nadie
aunque la lacraron
con colmillos errantes…

ayer las gárgolas le comían las entrañas,
y ella, noble, y tartamuda
solo lloraba por dentro
para no mojar los cuerpos deformados…

a pesar de tener media sangre teñida,
el azil de la otra mitad, y el azul de su sueño despierto
creo que Liza aún puede soñar…



Liza en azul surrealista

Creo que Liza aún puede soñar,

Y que los unicornios lleven a sus duendes

A cortar rosas azules

Y respirar un aroma a café lejano

Y lo sé,
Lo aseguro…

Le han mutilado tres corazones
Pero Liza tiene todavía trece,
Y uno es para ella,
Otro para tomar café,
Otro para soñar,
Uno mas para volar,
Tres para seguir volando…
Dos para caminar en la urbe que escapa del mundo esfera,
Uno para reir,
Dos para llorar,

Y aún tienen el corazón que escribe,
Ese…
Ese no morirá nunca….

Ese es su corazón, el de su mundo azul esfera…




La mano izquierda de Liza

Ese es su corazón, el de su mundo azul esfera,
Donde vive su duende,
su mar,
donde duerme su amor
donde se alojan los huéspedes de sus sueños
en las habitaciones de su mirada sigilosa, penetrante…

su corazón es un mundo esfera
un mundo burbuja
una burbuja de cristal…

y su cristal tiene grabado su nombre
que quedará escrito
tan solo en su madera…

y de su madera
no puede hablar
más que su sueño mas azul…

No hay comentarios:

Publicar un comentario